Familias recibieron terrenos y vivienda mínima pero su corazón está con sus compañeros de lucha

IMG_3913Rostros sonrientes con tinte de preocupación se vieron durante el traslado y reasentamiento de 30 familias Q´eqchi´ del Valle del Polochic, en la comunidad San Valentín, Senahú, Alta Verapaz.

IMG_3869La sonrisa se dibujaba en los rostros de mujeres y hombres porque los terrenos y el techo mínimo que recibieron es como un reconocimiento a su larga lucha y resistencia campesina que inició antes de los desalojos violentos que sufrieron en marzo del año 2011.

La preocupación aparecía de momento porque pensaban en las 629 familias, compañeros suyos, que aún esperan que el gobierno cumpla con entregarles tierra y acatar las Medidas Cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a favor de los desalojados.

IMG_3839Pero la preocupación no solo se reflejó en los rostros de las campesinas y campesinos beneficiados, sino también fue reiterado verbalmente por Matilde Caal, lideresa de la comunidad Inhup Agua Caliente y ahora de la comunidad San Valentín.

“Esperamos que nuestros compañeros, las 629 familias lleguen a este tema, porque nosotros somos un pequeño grupo y faltan muchos compañeros y compañeras”, expresó Matilde Caal, en su intervención frente a funcionarios de gobierno.

Por su parte Mario Caal, presidente de una de las Empresas Campesinas Asociativas –ECAS- de San Valentín expresó: “me siento orgulloso, pero a la vez siento mucho a mis compañeros las 629 familias que aún no reciben ni título de propiedad ni techo, espero que el gobierno les cumpla a ellos”.

IMG_3812En marzo del año 2011 fueron desalojadas violentamente, de 14 comunidades, 769 familias campesinas en el Valle del Polochic, 140 de estas recibieron títulos de propiedad por parte del Gobierno el 19 de octubre del año 2013. De 140, 30 familias fueron trasladadas y reasentadas en sus terrenos el 13 de diciembre de este año.

En la segunda o tercera semana de enero del 2014 se tiene previsto el traslado de 110 familias a la comunidad Sactelá de Cobán Alta Verapaz. Las 629 familias que aún no han recibido ni títulos de propiedad y menos vivienda mínima esperan que el gobierno cumpla con su promesa de entregarles tierra el próximo año.

La agroecología es un planteamiento político

DSC00030

La agroecología no es solamente la técnica de producir sin el uso de agroquímicos o el producir orgánicamente, es algo más profundo. En su planteamiento político intervienen varios elementos sociales como la lucha por la defensa y la recuperación de la Madre Tierra; el rescate de los conocimientos ancestrales de los abuelos y abuelas para sembrar y producir; el trabajo integral en donde participan familias, comunidades y hasta pueblos enteros; el consumo responsable que tiene relación con la seguridad alimentaria; la defensa y rescate de las semillas y productos propios de los pueblos originarios ante una fuerte invasión de productos químicos y transgénicos. También significa una lucha social para que la agroecología sea tomada en cuenta en la legislación nacional de cada país.

En este marco, en Guatemala, los pueblos originarios y movimientos populares como el CUC, La Vía Campesina, REDSAG, PIDASA y Veterinarios Sin Fronteras del País Vasco, España, entre otros, tenemos grandes desafíos y retos que librar en el futuro.

Estas reflexiones y más están surgiendo del Encuentro Nacional de Agroecología y Soberanía Alimentaria que se esta llevando a cabo en Chimaltenango.

La agroecología es poner en práctica conocimientos ancestrales de producción

IMG_3657

“Para hablar de agroecología necesariamente debemos acudir a la historia, porque debemos rememorar que las prácticas de siembra y cosecha de nuestros abuelos eran naturales y propias. Debemos rescatar esas prácticas ancestrales para demostrar el amor a nuestra Madre Tierra y nuestro territorio”. Estas fueron ideas comunes de los grupos de trabajo durante las primeras cinco horas del Encuentro Nacional de Agroecología y Soberanía Alimentaria que se esta llevando a cabo en Chimaltenango.

Aquí se encuentran participando promotores agroecológicos de todo el país y de diversos pueblos y movimientos populares, quienes están intercambiando experiencias.

La criminalización y represión como parte de la estrategia para el impulso del modelo económico neoliberal en Guatemala

IMG_7231

El modelo económico y de desarrollo neoliberal en Guatemala impulsado por los gobiernos desde el año 2005, en la actualidad, tiene como parte fundamental de su estrategia la criminalización y represión hacia los pueblos originarios y movimientos populares que se oponen a la explotación de sus recursos naturales y la invasión de su territorio.

Como resultado de esta criminalización y persecución sobresale la condena a 150 años de prisión a Abelardo Curup, líder de las 12 comunidades de San Juan Sacatepéquez, Guatemala, que desde hace siete años iniciaron su lucha y resistencia en contra de la instalación de una planta cementera.

También se menciona la masacre cometida por el ejercito en la Cumbre de Alaska, Sololá, en contra de seis habitantes de Totonicapán. Otros asesinatos y arrestos sin sustentos legales se llevaron a cabo en la Comunidad Indígena Santa María Xalapán, Mataquescuintla, en San Rafael Las Flores y Casillas.

En este marco no se olvidan los asesinatos y arrestos contra comunitarios de Santa Cruz Barillas, Huehuetenango. Arrestos viciados en el Norte del Quiché y en Alta Verapaz.

Pero tanto la criminalización y represión llevadas a cabo por el Gobierno y las cámaras empresariales se hacen acompañar de un estigma que persigue legitimar esas prácticas frente a la sociedad guatemalteca e internacional.

Lo anterior es parte del análisis hecho por Daniel Pascual, coordinador general del Comité de Unidad Campesina –CUC- durante el Encuentro Nacional de Agroecología y Soberanía Alimentaria que ha iniciado en la ciudad de Chimaltenango y que concluirá mañana 6 de diciembre de 2013.