Campesinos y campesinas continúan dispersos y temen ser capturados o atacados por el ejército y la policía

Logo A1

La situación continúa tensa en el sector de la aldea La Esperanza y El Esfuerzo Túnico en el municipio del Estor Izabal, después de que la Policía Nacional Civil ejecutara un desalojo violento ayer, 26 de octubre de 2016.

De acuerdo con de líderes comunitarios de ese territorio, ayer, durante el desalojo guardias de seguridad y cuadrilleros (trabajadores campesinos de la empresa Inversiones Cobra Sociedad Anónima), quemaron 78  viviendas y destruyeron unas 20 hectáreas de sembradíos de maíz. Después del desalojo violento, los trabajadores de dicha empresa intentaron volver a la comunidad El Esfuerzo, para terminar de destruir los cultivos, pero no lograron su objetivo porque mujeres y hombres de dicha comunidad se organizaron para defender sus productos.

Con la quema de viviendas, las familias perdieron utensilios de cocina, herramientas de trabajo y ropa. Se confirma que una señora de 80 años estuvo a punto de morir intoxicada por las bombas lacrimógenas lanzadas por las fuerzas represivas del Estado, hoy esa persona se encuentra grave de salud. También apresaron al líder comunitario Carlos Quim Tiul.

Este 27 de octubre, en horas de la mañana, llegaron elementos del ejército en cinco camiones para hacer un patrullaje en el área y capturar a líderes y lideresas de la comunidad El Esfuerzo Túnico. No logrando su objetivo se han instalado en ese territorio Q´eqchí para intimidar a las familias campesinas, mientras el personal de la empresa ha tomado control de la comunidad.

Existe mucha tensión en la población de El Esfuerzo y comunidades aledañas porque tienen información que en horas de esta tarde llegarían más elementos del ejército con tanquetas de guerra y amenazan con utilizarlas en contra la población civil, aduciendo que las familias campesinas poseen armas de fuego.

Hacemos un llamado a organizaciones de defensoras de Derechos Humanos a nivel nacional e internacional para que brinden acompañamiento a las 88 familias Maya Q´eqchi de la comunidad El Esfuerzo Túnico, ya que quedaron dañadas psicológicamente y en la calle, porque no tienen vivienda ni un lugar seguro donde alojarse.

Hacemos responsable al Gobierno de Jimmy Morales de los daños físicos y psicológicos que están sufriendo estas familias porque no se respetó una mesa de diálogo que se llevaba en la Secretaria de Asuntos Agrarios y gobernación departamental de Izabal entre comunitarios y finqueros. Tampoco se han respetado los protocolos nacionales e internacionales referentes a desalojos.

Denunciamos que las fuerzas represivas del Estado no están cumpliendo con su deber de brindar seguridad a la mayoría de la ciudadanía guatemalteca, ellos están cuidando intereses particulares de finqueros y empresarios que están explotando nuestra Madre Tierra y Bienes Naturales, dejando que grupos del crimen organizado se apoderen de nuestras fronteras y de los principales cascos urbanos de nuestro país. Las fuerzas represivas del Estado están actuando como guardia privada de los ricachones, pagados con nuestros impuestos.

¡Ya basta de represión y criminalización a los ciudadanos guatemaltecos del campo!

Comité de Unidad Campesina

–CUC-

Cabeza clara, corazón solidario y puño combativo de las y los trabajadores del campo

Miembro de la Coordinación y Convergencia Maya Waqib Kej, La CLOC-Vía Campesina Internacional y la Asamblea Social y Popular.

Guatemala 27 de octubre de 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s